Estrechamente separados

Señoras, caballeros,
voy a cantarles una canción de mi país, un poema de mi pueblo.
!Es bonito!
Ya verán lo bonito que es!
Escúchenme, no les voy a pedir dinero…

Tahar Ben Jelloun

Imágenes metonímicas del hoy

En su primera exposición individual, Anna Marín nos sugiere un viaje a un país que ejemplifica a todos aquellos no miembros del “ Club de la razón y del poder”, víctimas directas de la caótica realidad universal tejida por los pertenecientes a este.

Este proceso de pensamiento que de lo específico trasciende a lo genérico, es presentado como mensaje visual. En él vehicúla su idea-significado, su expresión-forma y sus signos técnicas a través de imágenes y composiciones tridimensionales que aluden a diversas referencias en torno a la marcha producida por el miedo y el hambre y guiada por el deseo de alcanzar “El Dorado comunitario”; imágenes de un mar calmado que preludian la incertidumbre del éxito de la muerte ; de fragmentos de tierra o de una roca (con forma de corazón), e incluso de mujeres y niños, como símbolos de cuanto queda atrás ; útiles  de viaje que transportan lo necesario para subsistir…

Estos elementos, a modo de referencias semánticas, van conformando en cada una de las obras una personal y velada estructura poética-perceptiva que deja abierta la posibilidad de acceso a los códigos expresivos y representacionales que las definen.

Podríamos decir así que la significación de las piezas de Anna Marín – la interrelación de su forma y de su contenido- cuenta también con un factor intrínseco al concepto de contemporaneidad aplicado a lo que denominamos producción artística . al exteriorizar y materializar su manera de ver el mundo, refleja nuestra época desde el interior.Por ello, el campo del sujeto irradia hacia una connotación que trasciende al componente colectivo , al contextualizar su poder de sentir en un acontecimiento de la historia del  que somos testigos.

Amparo Lozano, 1994.

Referencias

  • Briejs, Lief (1998). Una jornada del alma. Ars Mediterranea (Barcelona) nº3.

  • Lozano, Amparo (1998). Zonas de deslizamiento. Memoria de aire. Barcelona: Edició d’artista.