Sic Transit

Las aguas de Gibraltar no pueden convertirse en un nuevo muro de Berlín ni el telón de Oro de la Europa comunitaria en un sucedáneo del desaparecido Telón de acero.

Juan Goytisolo

La emigración ha sido un factor constante en la historia de la humanidad, plagada de éxodos y huidas. Las gentes han cambiado de entorno geográfico por muchas razones, pero muy pocas sin mediar una obligación: el hambre, la pobreza, la guerra y la persecución constituyen posiblemente, las causas principales. Pocos pueblos no la han sufrido alguna vez a lo largo de su historia. Desde luego esa circunstancia ha provocado invariablemente el dolor del desarraigo. Vivir en un país ajeno es difícil, más aún si ni se es bienvenido.

Anna Marín ha querido plantearse el problema del cambio de entorno teniendo en cuenta el mar que de forma inevitable han de atravesar los que emigran. Como cualquier mar, el suyo es a un tiempo seductor y destructivo. Nos encontramos frente a una superficie brillante y cautivadora. Los reflejos, el suave ritmo de de las olas… evocan su vertiente más lírica, tantas veces celebradas por pintores y poetas, que desde hace siglos han encontrado en la mar un tema predilecto. Pero el acero punzante nos recuerda que estamos ante una extensión llena de peligros y de   padecimiento. La agresividad del material hace suponer que cruzarlo no será tarea  fácil.

La situación a la que alude Sic Transit   admite, además, una lectura personal. En nuestra vida, nos vemos con frecuencia en la necesidad impostergable de cruzar un mar. A menudo debemos sumergirnos en unas aguas en las que no deseamos internarnos, que nos producen un sufrimiento semejante al de nadar entre alfileres. El dolor, las dificultades forman parte, lo queramos o no, de nuestra existencia. Arribar a la costa es una necesidad por la que tendremos que luchar.

De este modo, la segunda exposición del ciclo Círculos invisibles  propone una reflexión sobre el entorno más amplio – las distancias y las diferencias entre países y continentes – y el más íntimo – la superación de nuestras propias fronteras -. Anna Marin nos brinda la oportunidad de meditar sobre los tránsitos , esos cambios que se producen constantemente a nuestro alrededor y esos mares en los que podemos encontrarnos nadando en cualquier momento. 

Ferran Barenblit

Referencias